LA TORRE HOTEL BOUTIQUE

MEXICO

UBICACIÓN/ LOCATION: HUASCA DE OCAMPO, MEXICO.

AREA: 857,95m2

PROYECTO HOTELERO-COMERCIAL/ COMMERCIAL-HOTEL PROJECT

Desde el principio de los tiempos, el hombre se ha embarcado en la realización de una estructura que le permita conectarse con las alturas, con lo valioso, con aquello que está por encima de él; Pisa, Eiffel, Telstra, Tokyo Sky Tree, todas, nos recuerdan la grandeza de la misma Babel, y su trágica, pero poderosa historia en la búsqueda de esta edificación tan imponente que nos permita rozar las alturas; como un monumento que le recuerde al hombre su grandeza y capacidad creativa.

Este significado yace en nuestra memoria colectiva; en el recuerdo universal de grandes culturas y su poderío, desde los mesopotámicos, en Japón, hasta la cultura Azteca, todos han generado estas majestuosas edificaciones para conectarse con lo que es divino, para recordarse a sí mismos que la raza humana es capaz de llegar alto, y lejos en la búsqueda de lo grande e infinito.

¿Hacia dónde vamos al construir una torre? ¿De dónde viene esa necesidad constante que palpita en toda la raza humana? La respuesta, más que estar a la vista, está, EN, la vista; desde lo alto se puede ver remotamente, los horizontes se amplían y podemos divisar lo que está a lo lejos; eso, precisamente simboliza una torre, elevarnos y abrir la postal de nuestras fronteras, para encontrarnos, ya no con una naturaleza terrenal; sino con nuestra propia dualidad.

Es así, como se yergue ante nosotros la promesa de una grandeza antes perdida, desde lo alto, en Babel, nos recordaron nuestra humildad como seres, pero seguimos levantando grandes estructuras; no podría haber un mejor ejemplo que La Torre Hotel Boutique, con una estructura sólida e imponente, en equilibro con una propuesta estética que se ahonda en el eclecticismo para hacer de la estadía, una experiencia que va más allá de las apariencias, y nos toca en lo más profundo, en nuestra memoria colectiva; en la creciente y moderna nostalgia de nuestros aires de grandeza.

¿Hacia dónde vamos al construir una torre? ¿De dónde viene esa necesidad constante que palpita en toda la raza humana? La respuesta, más que estar a la vista, está, EN, la vista; desde lo alto se puede ver remotamente, los horizontes se amplían y podemos divisar lo que está a lo lejos; eso, precisamente simboliza una torre, elevarnos y abrir la postal de nuestras fronteras, para encontrarnos, ya no con una naturaleza terrenal; sino con nuestra propia dualidad.

Es así, como se yergue ante nosotros la promesa de una grandeza antes perdida, desde lo alto, en Babel, nos recordaron nuestra humildad como seres, pero seguimos levantando grandes estructuras; no podría haber un mejor ejemplo que La Torre Hotel Boutique, con una estructura sólida e imponente, en equilibro con una propuesta estética que se ahonda en el eclecticismo para hacer de la estadía, una experiencia que va más allá de las apariencias, y nos toca en lo más profundo, en nuestra memoria colectiva; en la creciente y moderna nostalgia de nuestros aires de grandeza.

A petición del propietario, se realiza la elaboración de un proyecto de tipo Turístico, para el desenvolvimiento del Hotel La Torre, infraestructura que ya se encuentra en construcción siendo una edificación que será intervenida abarcando Diseño Arquitectónico y de Interiorismo para tal fin, a ejecutarse en Huasca de Ocampo – México.
 
El conjunto se encuentra compuesto por seis edificaciones  denominadas: Modulo A - La Torre, Modulo B – Cabañas anexo para visitantes, Modulo C – Restaurante/Spa, una edificación que alberga una cabaña y la vigilancia, cabañas y una caballeriza, dada la magnitud del proyecto se estableció abordarlo en fases de diseño y construcción, iniciando con los módulos A,B Y C.

La propuesta pretende el Diseño Arquitectónico y de Interiorismo de 5 habitaciones y dos cabañas tipo suite, un restaurant, un spa y los espacios de servicios complementarios destinadas a actividades turísticas para abordar al público amante de la naturaleza, la relajación y armonía, bajo un enfoque de máximo confort, alta calidad y contacto directo con la naturaleza, integrando a las instalaciones las visuales que brindan los campos de olivos del contexto.

El proyecto permitirá al centro ecológico albergar un staff de clientes variado, abarcando desde la atención a parejas, familias y grupos grandes de personas, ofreciendo a cada cliente todos los servicios, con la mayor calidad y confort.           
Arquitectónicamente se aplicará al diseño criterios de funcionalidad propios de servicios de hotelería y turismo; con lineamientos estéticos acordes al contexto y las características tipológicas de las edificaciones existentes de igual manera se busca generar el máximo aprovechamiento del espacio, otorgando a cada uno calidad y confort, manteniendo tendencias de vanguardia para el diseño de interiores.

MATERIALES

PIEDRA

Desde los principios de la civilización, ha sido utilizada como el material base de todas las edificaciones, fuerte, resistente, evoca cierta sensación de seguridad, y convierte cualquier espacio en uno acogedor, seguro y reconfortante, al usarla con conciencia, puede añadirle su propia textura y ritmo visual al panorama; en este caso, como un detalle aporta una sutil importancia a las áreas comunes, permea las emociones del espacio y concede equilibrio y una particular armonía en colores neutros, que invitan tanto al silencio como una buena conversación en un ambiente ligero y confortable. 

MADERA

Elemento global y uno de los más utilizado en el diseño de interiores, por su versatilidad y practicidad, luce en varias ocasiones como parte de la composición visual, brindando calidez y una rústica elegancia a los espacios internos, e inclusive en exteriores, la madera luce en este caso con total sobriedad, en todas sus tonalidades, desde las más neutras hasta las más oscuras y cálidas, siempre como parte de la estructura, sugerente, fuerte, abundante, y, en equilibro, sutil y grácil a la vista.

PISOS DE PASTA

Siendo éste el permiso artístico de todo diseñador, su diversidad y gama de oportunidades nos ofrecen diferentes mosaicos que, en el caso de esta torre, generan un llamado a lo tradicional de las tierras de México, a los interiores de las casas de mediados del siglo pasado en América Latina; pero, aquí, los creadores han dispuesto de diferentes patrones para crear una combinación ecléctica de líneas, figuras, colores y formas que rompen con la linealidad y aportan un ligero dinamismo a las áreas intervenidas, dándole esa pincelada de arte y expresión que todo lienzo necesita.

CONCRETO

No sólo como la mezcla que une los elementos de la estructura, el concreto, ahora es parte de la estética y se ofrece a sí mismo como el lienzo perfecto que permite bien, aprovechar la sencillez y austeridad de su color neutro y su particular textura, como bien, ser el amalgama que cohesiona y es la tonalidad base de cualquier espacio, acompañado de los demás elementos de la composición, que llenan de personalidad y generan la dinámica visual propicia para habitaciones, áreas comunes y áreas externas, aprovechando la luz y brindando una atmósfera etérea y suave.

CHUCUM

Una evidente demostración de que nuestros ancestros sabían más de lo que creíamos, esta mezcla, suerte de la resina extraída del árbol de Chucum, con cal, y sascab, que resulta en un mortero con propiedades de aglutinamiento y un color y texturas únicas, utilizadas para hacer una especie de friso en las paredes y muros de las antiguas estructuras aztecas; brinda sus propiedades, tanto físicas como estéticas para aportar color y textura a los espacios; como un discurso un tanto poético que define a la torre como una estructura mezcla de lo étnico y ancestral, con la simplicidad de lo futurista.

VIDRIO

Etéreo, elegante, dueño de una mística muy particular que lo hace atractivo e interesante, deja pasar la luz, y no solo eso, la aprovecha y la distribuye en los espacios para generar, inclusive, otras tonalidades; como parte de los espacios interiores de la torre, segmenta y delimita los espacios, ya sea como una ilusión que aparenta ser parte de la estructura, como por su mero peso estético y sobrio, le da la ligereza que amerita la propuesta y el movimiento propicio que ya se hace característico del discurso estético.

METAL ENVEJECIDO

Poco pueden apreciar las infinitas tonalidades que ofrece esta técnica, desde el beige hasta los marrones en caoba más prominentes, todo con la base del gris y la textura única del metal cuando se oxida y se corroe; aporta en esta propuesta, ese permiso a lo industrial, a esa heterogénea mezcla de eclecticismo que se aprecia como estandarte en el discurso estético, abandonando cualquier indicio de frialdad y pesadez, para ser acompañado por los tonos cálidos de los demás elementos, resultando en ese punto de encuentro entre el contraste y la armonía.

ACERO CORTEN

Termina de conceptualizar esta propuesta que pasa de lo técnico a lo artístico con este prominente elemento que se destaca por su textura, lo que consolida a esta torre, como una total escultura. Este material, usado sabiamente, es el riesgo crucial que se ha tomado en la propuesta, implicando una textura con una connotación un poco dudosa para quienes se dejan llevar por los argumentos escuetos de cosas tan triviales como los convencionalismos, ¿a quién se ocurre utilizar acero al punto de la corrosión? La respuesta está, en quienes quieren rozar el eclecticismo, entendiendo que el buen gusto no yace en el material; está intrínseco en quien sea propia del espacio.

1/2
VOLVER/ RETURN

© 2016 by KAUSLAB. All Rights Reserved

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle